Sant Jordi 2017

El día de Sant jordi es, probablemente, el que más me gusta del año. El día del libro y la rosa. Tiene su punto comercial, claro, la venta de libros y flores se dispara, pero es una tradición bastante más arraigada y más bonita que inventos comerciales como el día de San Valentín, por ejemplo.

Podría hacerse algo para mejorarlo, como dice Antonia, y es prohibir que caiga en domingo. Si toca en domingo, lo pasamos al sábado. Este año tocó domingo, y se pierden las paradas de los colegios, del pequeño comercio, el tráfico de gente que va a trabajar por toda la ciudad con su rosa en la mano... En muchos casos, estos pequeños colaboradores, que son los que más color y ambiente de barrio le dan a la fiesta, montan sus paradas el sábado pero claro, no es lo mismo: no es Sant Jordi.

Pero a pesar de que no se vivió el bullicio de un Sant Jordi entre semana, la ciudad tuvo sus paradas en todos los barrios, el Paseo de Gracia, la Rambla, plaza Catalunya, y todos los lugares más emblemáticos de la ciudad se vistieron con el rojo de las rosas y las señeras, especialmente la casa Batlló, que este año adornó sus balcones con rosas.Así, que, domingo o no, Sant jordi fué una fiesta en Barcelona y toda Cataluña, como cada año.

ferbcn

Me gusta escribir, la fotografía, la programación, el diseño y el marketing. A veces lo junto todo, hago webs y las posiciono.

A %d blogueros les gusta esto: